Lo que debes saber sobre las joyas hipoalergénicas

Imagina que acabas de comprar una nueva joya y estás deseando ponértela. Te arreglas para salir por la noche y es lo primero que haces tras vestirte. Pero, según pasan las horas, la piel te empieza a picar, se enrojece y te sale un sarpullido. Esto ocurre cuando una joya que contiene metales no compatibles con tu piel: tienes una reacción alérgica.

Sin embargo, puedes haber comprado una joya hipoalergénica y que te pase lo mismo. Y es que en realidad hay una gran información errónea sobre los metales hipoalergénicos.

Hoy vamos a esclarecer conceptos para que sepas qué buscar cuando compres una nueva joya. Aquí descubrirás todo lo que necesitas saber sobre la joyería hipoalergénica.

¿Qué es la joyería hipoalergénica?

Cuando tu piel reacciona a algún metal, puedes experimentar picazón, enrojecimiento, erupciones e incluso supuración. Estos síntomas son una señal inequívoca de que la joya contiene níquel, un metal alergénica. Para evitar esta experiencia tan desagradable, es normal adquirir joyas hiopoalergénicas.

La mayoría de los joyeros las definen como metales seguros que no causan reacción. Estos no contienen ningún tipo de alérgeno, entre ellos el níquel. El gran problema es que el níquel es un metal que se utiliza frecuentemente en las aleaciones de joyería debido a sus propiedades de fortalecimiento. Evita así que los metales más blancos se dañen o se deformen.

El problema del níquel

Aunque el níquel es un metal duradero, tiene un gran inconveniente: el 15% de la población es alérgica a él. ¿La solución? Las joyas hipoalergénicas. Pero no es tan fácil… Se podría pensar que la elminación del níquel acabaría con cualquier reacción alérgica, ¿verdad? Mucha gente cree que «hipoalergénico» es un sinónimo de «sin níquel», pero no es así. Tan solo significa que tiene una cantidad por debajo de lo normal de este metal.

Para las persona con la piel sensible, esto puede ser un problema serio. No existe ningún estándar para determinar qué producto es hipoalergénico. Pero… ¿existe alguna forma de descifrar qué metales son seguros? Afortunadamente, la hay.

Metales de joyería que son seguros

¿Qué es lo primero que evita la alergía en la piel? La pureza del metal. Como regla general, cuanto más puro es, menos aleaciones contiene.

Un ejemplo es el oro. Cuanto más alto es el número de quilates, más puro es. Las personas con sensibilidad a los metales deben optar por el oro de 18 quilates o más, ya que solo contiene un 25% de aleación de cobre y plata. En otras palabras: tendrás que gastar más para evitar la reacción. Pero el oro no es el único metal seguro.

  • El titanio. No es un metal aleado, sino un elemento. Esto significa que no contiene níquel por naturaleza. Es uno de los metales más puros con los que podrás evitar la reacción alérgica.
  • Niobio. Al igual que el titanio, el niobio es un elemento natural libre de níquel e ideal para su uso en joyería.
  • Acero inoxidable quirúrgico. Aunque este metal no está totalmente libre de níquel, contiene otras aleaciones que son seguras para la piel.
  • Platino. Se considera uno de los metales de joyería más puros. Es una opción popular y valiosa. Al comprar joyas de este material, puedes estar completamente seguro de que no vas a tener una reacción alérgica.
  • Plata Argentium. Es el metal más blanco del mercado. Es un marial reciclado hecho de plata, econológico y libre de alérgenos metálicos.
  • Plata de ley. Es uno de los metales más populares y comunes del mercado. La mayoría de gente no tiene problemas para llevarlas. La mayor parte de plata de ley no contiene níquel, pero conviene asegurarse antes de realizar la compra.

Metales que causan reacción alérgica

Es posible que encuentres una joya que te encanta, pero… ¿qué pasa si tiene los sigientes materiales? Puedes correr el riesgo de sufrir una reacción alérgica si tu joya contiene:

  • Níquel. Por si no lo hemos dejado claro, el níquel es uno de los metales que causan reacción alérgica. Si tienes la piel sensible, es mejor evitar las joyas que contengan este elemento. Si no estás seguro, pregunta al vendedor antes de comprarla y asegúrate.
  • Oro blanco. Ya hemos hablado del oro hipoalergénico, pero… ¿qué pasa con el oro blanco de 18 quilates? La misma característica que hace que el oro blanco sea tan atractivo – su brillantez – es la mejora que puede causar la alergia.
  • Bisutería. También llamada joyería de moda, contiene materiales de base baratos que no son hipoalergénicos. La mayoría de veces, son artículos fabricados con níquel.
  • Cobre. Existe una cierta confusión sobre el residuo verde qu deja el cobre en la piel. Se trata de una reacción química natural que se elimina con facilidad. Es poco probable que se produzca una reacción alérgica al cobre, más bien un simple efecto de oxidación que se mezcla con el sudor de la piel.
  • Latón. Es otro metal culpable de causar alergias en la piel. contiene aleaciones de cobre, zinc o níquel y no es hipoalergénico.

Cómo comprar joyas hipoalergénicas

Aunque haya varios alérgenos conocidos que se infiltran en el mercado de la joyería, ahora sabes qué metales comprar y cuáles evitar. Es hora de decir adiós a las erupciones.

Deja un comentario