El tesoro de Sutton Hoo, un viaje a Inglaterra en el siglo VII

El arte de la joyería, la orfebrería, el delicado trabajo de los metales, se han trabajado desde el principio de los tiempos. Lo hablamos en este blog, maravillándonos con el tesoro de Villena, o Guarrazar .

Pero hoy iremos un poquito (solo un poquito) más allá. Combina bien, porque vamos a la fría Inglaterra del siglo VII en busca del tesoro de Sutton Hoo.

Navega a la otra vida

Sutton Hoo es un lugar en Suffolk en el este de Inglaterra. Entre los siglos VI y VII, las Islas Británicas vivieron una danza de tribus y pueblos equivalente a la que vivimos en España más o menos al mismo tiempo. Aquí tuvimos suevos, vándalos, alanos y sobre todo visigodos .
Tanto las tribus indígenas como las celtas romanizadas vivieron y murieron allí, así como los alemanes y escandinavos. De todo, vamos: cuadros, británicos, calientes, sajones, ángulos.

Ese rincón de Inglaterra, Suffolk, se llamaba en ese momento el «Reino de los ángulos del este» o Estanglia, y la mayor medida de su poder se conoció bajo el reinado de Redwald de Estanglia. Más tarde conocida como Bretwalda.

Este rey fue el primer gobernante de los ángulos orientales en convertirse al cristianismo. Un hombre singular que sobrevivió en las crónicas de la época. Que, por cierto, son muy pocos. Un hombre único … cuya tumba probablemente fue encontrada en 1939 en Sutton Hoo, bajo un túmulo como tantos otros en la misma área.

Una tumba que era un barco, en la que el rey se quedó con un gran tesoro, para que pudiera emprender su último viaje al más allá en las mejores condiciones. Debe haber sido un buen viaje.

Piezas del tesoro de Sutton Hoo

En el interior de la nave (de unos 30 metros de largo) encontraron varias armas, armaduras y un casco, todas ceremoniales, piezas elaboradas con delicada habilidad. Las reproducciones del casco, en hierro y bronce, son impresionantes:

Pero lo realmente impresionante son las piedras ornamentales del disfraz.

Como este gran broche de oro, con un complicado tejido celta grabado y elaborado con tal destreza que guarda un raspador en su interior:

Sutton Hoo's Comara

Estas maravillosas piezas muestran la fusión del arte escandinavo y celta, con técnicas y otros estilos mediterráneos (también encontraron unos 20 cuencos finos de plata bizantina), e incluso cucharas de plata, dos de las cuales decían «PAULOS» y «SAULOS». ”, Una clara referencia cristiana. Actualmente puedes ver la colección en el Museo Británico.

Sutton's Treasure Hoo 2

Sutton Hoo es un tesoro en el más estricto sentido de la palabra, sí: la belleza y el valor de esas obras de arte son incalculables.

Pero también es un tesoro histórico, porque es un testimonio vivo de una época de fusión de culturas, de luchas, de creatividad desesperada … Y un recuerdo que hasta en los tiempos más oscuros la gente tiende a acariciarnos en belleza. del arte de la joyería.