Diseño de joyas personalizado: ofreciendo emociones

plateado y hermoso colgante

El diseño de joyas es una profesión especial. Implica combinar arte y pasión . La joyería nos permite mostrar nuestro propio estilo, marcar tendencias, revelar nuestra personalidad, pero la joyería son emociones en un doble sentido y a través de este artículo descubrirás por qué.

Joyas para su diseñador

Cada una de las joyas que da vida a un diseñador es una parte inherente de él, una materialización de su imaginación, creatividad artística y talento profesional . . Crear una joya es el vehículo para expresar su visión del mundo, un diseñador toma elementos que lo rodean, observa las formas que hay en su entorno y las impregna en < fuerte> anillos, pulseras, colgantes, broches y otras joyas.

Cada pieza también refleja una emoción específica experimentada por el artista creativo . Así, así como podemos observar cuadros que reflejan una sensación de miedo, o escuchamos obras musicales que transmiten alegría y amor, encontramos joyas que, al verlas, transmiten cierta emoción o estado de ánimo.

cercei cu piedras preciosas

Más allá de crear prestigio profesional, un diseño artístico reconocido y joyas de alta calidad y elegancia, un diseñador de joyas Tienes que probar, si no quiere perder en el mercado de la joyería, que el cliente se identifique con la pieza a comprar, que exista una conexión emocional entre la joyería y su dueño; El diseñador da especialmente ilusión, emoción y contribuye a la realización de un plan de vida.

Cuando queremos regalar una joya a un amigo, padre o hijo; cuando una joya tiene un valor familiar único, como aquellas en las que se incorpora la heráldica familiar , cuando la función de un anillo de diseñador es reflejar el matrimonio de dos gente; la joya es especial y todo esto debe manifestarse en ella y para lograrlo es necesario que el artista que la originará la sienta primero.

Joyas para el propietario.

Ya hemos hablado del vínculo esencial entre la joyería y su dueño. Sin duda, no podemos usar algo vacío que no nos conviene ni a nuestra forma de pensar, sería una auto-traición. Las joyas no están exentas de esta regla.

Las joyas deben tener un valor sentimental para el cliente. Por ello, muchos joyeros, orfebres y diseñadores de joyas han acordado la participación del futuro propietario de la joyería en su proceso de fabricación mediante tecnología avanzada 3D-CAD-CAM y cada vez más diseñadores proponen joyas personalizadas .

Una joya puede ser la herencia que un padre le deja a su hijo como muestra de su orgullo por él; un regalo de un amigo que aprecia todo lo que hemos hecho por él, un regalo de un hijo que nos ama; un regalo de nuestra empresa que nos considera profesionales insustituibles; la declaración de amor de nuestra pareja, en definitiva, a través de cualquiera de los ejes: una joya es emoción .

Espero que comprenda la necesidad de que las joyas se consideren principalmente como objetos espirituales. Permita que una joya refleje sus sentimientos y contribuya a su felicidad. Sin más preámbulos, espero que comparta sus puntos de vista y pensamientos sobre esto, saludos y hasta pronto.