Comprar un auténtico collar de plata

collar de plata

Un collar de plata es un complemento o accesorio que rodea el cuello y/o la parte superior del pecho en cuya fabricación se ha utilizado como material la plata. La función de su utilización es ornamental, aunque muchas veces, puede utilizarse para difundir alguna creencia. Muchas veces, las personas buscan para combinar con sus collares de plata, anillos, pulseras o brazaletes que continúen el mismo diseño del collar de plata. Para adquirir un collar de plata, es necesario tener en cuenta una serie de detalles que permitirán que la compra que se efectúe, sea la adecuada. Para poder saber si el metal en el que el collar está fabricado es plata auténtica, lo primero que hay que observar es que figure el sello que indica la graduación del metal utilizado. La plata auténtica posee el sello 925.P lo general, se encontrará el mismo en una zona escondida del collar, cerca del cierre o broche del mismo. Es importante fijarse este detalle porque muchas veces, podrán venderte un collar de fantasía diciéndote que se trata de plata auténtica. En los collares deberás fijarte que tanto en el collar de plata como en el broche figure la inscripción ya que uno de los dos productos puede no ser de plata.

Si ambas partes poseen la inscripción, el producto está constituido en plata en un 100%. Se está utilizando mucho la plata 900. Este material es plata que no se encuentra en estado puro sino que está mezclada con otros metales. La plata 900 presenta un aspecto muy brillante y reluciente y resulta un poco más económica que la plata pura. Para cuidar un collar de plata es importante brindarle a la pieza un mantenimiento adecuado. Para ello deberás frotar la pieza con paño limpio y seco. Para lavar la pieza puedes utilizar agua caliente con algo de jabón neutro y bicarbonato de sodio cepillando la pieza de manera suave para no rayar el collar. Muchas veces, la plata suele oscurecerse. Este metal se oscurece debido a que reacciona con las sustancias del ambiente. También puede suceder que la persona manche el collar mientras lo utiliza debido a cantidades altas de ácido úrico en la piel. Cuando el collar de plata ha sido guardado mucho tiempo sin ser utilizado, puede suceder que se oscurezca también. Si esto ya le ha sucedido al collar, puedes utilizar unas franelas especiales que se venden en los comercios y supermercados que vienen impregnadas con un químico especial que les otorga brillo. También puedes usar algunos líquidos que contienen pequeñas dosis de ácido y se enjuagan luego, con agua. Algunos productos vienen en forma de crema o pastas que se utilizan para pulir plata, estos productos se venden en el supermercado. Con la utilización de cualquiera de estos productos, puedes volver a hacer brillar cualquier pieza de plata que conserves.

collar de plata

Mantenimiento del collar de plata

Si consideras que el collar de plata ha pasado de moda o que ya no te gusta, no debes tirarla sino que puedes hablar con un joyero de tu confianza para que funda tus piezas y con el mismo metal te fabrique un nuevo diseño. Muchas veces, con el uso, el collar de plata puede rayarse y perder parte de su brillo original. Para que la pieza vuelva a brillar como cuando fue adquirida se debe pulir con máquina, para lo que deberá llevarla a una joyería.

Si tu collar de plata posee perlas o gemas de piedras preciosas, no puedes utilizar estos ácidos mencionados anteriormente ya que pueden dañar estos materiales naturales. El ácido decolora y quita el brillo a las perlas y gemas. Para este tipo de collares se deberá utilizar franelas o cremas. Lo que nunca se deberá hacer con el collar de plata es maltratarlo o tironearlo, por lo que deberá sacarse el collar para realizar tareas pesadas como los quehaceres domésticos. A veces resulta conveniente sacarse las piezas para descansar, ya que algunas personas realizan algunos movimientos que pueden resultar bruscos para una pieza de joyería tan delicada. Tampoco se deberá utilizar limón ni pasta de dientes para limpiar los collares ni las demás piezas de plata ya que decoloran la pieza y la rayan.

Un truco importante para distinguir si el collar que deseas adquirir está confeccionado en plata, es la utilización de un imán. Si el imán atrae a la pieza, quiere decir que la joya no está confeccionada en plata sino que puede llegar a ser de rodio o de otro material similar. El color de la plata es blanco tendiendo al amarillo. Si el color del collar o la cadena tiende mucho al gris o al verde, desconfía de la pieza. Seguramente se tratará de algún otro material que no es plata. Por ejemplo las piezas de cobre y de alpaca lucen muy parecidas a la terminación de la plata, pero ambos materiales, manchan la piel de color verde. Por eso, siempre resulta la mejor elección recurrir a joyerías de confianza en donde el joyero te asesorará de la mejor manera y te brindará la información que necesites para elegir el collar de plata adecuado a tu gusto. En este lugar obtendrás siempre garantía. La honestidad y la calidad son dos características importantes que las joyerías grandes y antiguas suelen poseer. Allí obtendrás variedad de diseños y asesoramiento profesional, lo que hará más fácil tu elección y te brindará mayor seguridad.