¿Cómo saber si esa joya es de oro de verdad? Guía definitiva

¿Compraste esa joya que durante tanto tiempo querías tener o tal vez alguien te la obsequió, pero aún te preguntas si es oro de verdad?

¿Estás seguro de que es oro pero la duda de cuántos quilates podría tener aún persiste en tu mente? Tranquilo. No eres el único.

¿Cómo saber si esa joya es de oro de verdad? Guía definitiva
¿Cómo saber si esa joya es de oro de verdad? Guía definitiva

Diversos métodos para saber si es oro auténtico

En realidad la duda es pertinente, porque desde tiempos remotos, el oro se viene utilizando para elaborar joyas o monedas, y no son pocas las ocasiones en que se efectúan aleaciones con diversos metales con la intención de proporcionarle dureza.

¿Cómo saber si algo es de oro de verdad? Existen varios métodos para saberlo. Para conocerlos todos, aquí te presentamos la guía definitiva.

Reconocimiento visual

Se trata de encontrar marcas que determinen los quilates de la joya o su pureza, mediante la observación de alguna decoloración o desgaste.

Si al examinarla vemos algún deterioro o un blanqueamiento, esto indica que la joya sólo ha recibido un baño de oro.

Igualmente, hay piezas de baja calidad que presentan señales de otro metal bajo el baño de oro previo.

No podemos olvidar que habitualmente las joyas de oro incluyen un sello oficial que revela tanto la pureza, definida como 1-999 o los quilates, que van de los 10K a los 24K pasando por los 14K, 18K, y los 22K. Encontrar estas indicaciones será mejor si utilizamos una lupa.

Pero hay un detalle. Existen piezas falsas que imitan los sellos de calidad del oro. Esto quiere decir el reconocimiento visual debe ser sólo uno de los pasos para comprobar su autenticidad.

La mordedura

Si se muerde suavemente una joya puede decirnos si es oro de verdad, y, señalan quienes confían en este examen, que mientras más profunda sea la huella de la dentellada, mayor pureza tendrá el oro.

Pero esto no es garantía, ya que existen muchas piezas de plomo bañadas en oro y son bastantes blandas, así que es posible que nos equivoquemos en el diagnóstico.

La prueba del imán

Es sencilla y concluyente, porque debemos recordar que el oro no es un metal magnético. Por lo tanto, si acercas un imán potente a esa joya que creías que era de oro y queda atrapada por el magnetismo, no es oro de verdad.

La densidad

Pero si necesitas comprobar realmente si esa joya es de oro de verdad, te aconsejamos recurrir a la prueba de la densidad, que es más precisa.

Oro10 quilates14 quilates18 quilates24 quilates
Densidad11.57g/ml13.07g/ml15.58 g/ml19.32g/ml

Al tener 19,32 gramos por centímetro cúbico, podemos afirmar que el oro es uno de los metales más densos, lo que quiere decir que su peso es aproximadamente 19 veces mayor que un volumen semejante de agua.

  • En primer lugar, utiliza una báscula de precisión para pesar la pieza de oro. Anote el peso en gramos.
  • Seguidamente llena con agua un recipiente de medidas en milímetros. Introduce la joya en el líquido y observa cuánto se ha elevado el nivel.
  • Ahora, es el momento de hacer el siguiente cálculo: densidad = masa/volumen desplazado. Es decir, dividir el peso por el volumen aumentado para obtener la densidad.
  • Cuando el resultado de esta deducción sea cercano a 19 milímetros, significará que tiene una joya de oro de 24 quilates.

Desde luego, la densidad será distinta al tener piezas con un número inferior de quilates.

La prueba con cerámica

Otro método para saber si la pieza que tienes en tus manos es oro de verdad es frotarlo por la superficie de un trozo de cerámica sin vitrificar.

La huella que dejará la joya al rayar la cerámica será la señal de su legitimidad. Cuando la marca que queda es negra, se trata de una pieza falsa, mientras que al ver un rastro dorado sabremos que es oro de verdad.

El ácido nítrico

Antes de realizar esta prueba debemos advertirte que se trata de una sustancia muy corrosiva que puede causar quemaduras graves.

Para llevarla a cabo, debes colocar la joya sobre una superficie de acero inoxidable y verter unas pocas gotas de ácido nítrico. Luego hay varias posibilidades de acuerdo a la reacción.

  • Cuando la pieza toma un color verde, esto implica que únicamente posee un baño de oro o está elaborada de otro metal.
  • Si el tono que ves es blancuzco, significa que esa joya es de plata de ley y tiene un baño de oro.
  • Mientras que si no se presenta reacción alguna, esto implica que la joya es de oro.

Acude al joyero de confianza

Todos los métodos que has visto en esta guía definitiva pueden servirte de gran ayuda cuando necesites determinar si la joya que posees es de oro de calidad.

Sin embargo, nunca está demás consultar con un especialista, por lo que acudir a tu joyero de confianza te garantizará una correcta valoración.

Otros artículos relacionados:

Deja un comentario