¿Cómo combinar metales en tus joyas?

Más allá de la moda, existe un secreto para no dar mal a la hora de combinar metales en tus joyas.

¿Se pueden mezclar el oro y la plata?

El mito de que esta mezcla puede darte mala suerte ya no es válido. Nuestra respuesta es sí, siempre que se haga sin excesos y esté sujeto a criterios mínimos.

Lo principal es el buen gusto, pero para ayudarte a elegir te ofreceremos una serie de claves que no debes saltarte.

Algunas claves para combinar metales en sus joyas

  • Que lo hagas en la misma pieza.

Hoy en día existen joyas combinadas de metal cuyo resultado es sorprendente. Solo quienes nos dedicamos al diseño de joyas sabemos cómo hacer un conjunto equilibrado y elegante en anillos, pendientes, collares y pulseras.

Si buscas una pieza exclusiva y personalizada, en JoyasyTendencias podemos ayudarte a crearla y mezclar diferentes metales si así lo deseas.

  • Tienen una forma similar.
  • Que mezcles tonos en el mismo tipo de joyería.

anillo de plata y oro

Imagina tres pulseras con la misma forma, pero en tres colores diferentes: oro amarillo, oro blanco y oro rosa. Si los eliges de diferentes espesores, la mezcla puede chocar, pero si son idénticos o similares, el conjunto hace lo contrario.

Un buen ejemplo es este clásico de Cartier de la colección Trinity, con las tres tonalidades de oro.

Es una regla básica a la hora de combinar metales y el objetivo siempre es conseguir un conjunto que no choque. No se recomienda usar aretes de plata y un collar de oro, sin embargo mezclar varios collares en oro amarillo y oro blanco es una tendencia hoy en día.

Que apuestes por un metal puntero.

Al igual que en el aspecto de tu ropa, en joyería lo ideal es elegir un metal (tono) que tenga el protagonismo principal e introducir pequeñas dosis de otro. Esa «presencia» casi invaluable puede marcar la diferencia.

Ya te he contado aquí las reglas básicas para combinar tu ropa y tus joyas. Los colores son la clave. Por lo tanto, si el riesgo no es su negocio, puede optar por combinar solo metales blancos como plata, oro blanco o platino, o metales dorados como oro y bronce.

Y además de la asombrosa mezcla que puede resultar de la combinación de metales, no se puede imaginar cuánto puede ganar una pieza de joyería con la ayuda de un experto en joyería. Los rubíes de oro blanco, por ejemplo, son una cantidad que nunca falla.

Recuerda que nunca hay una regla estricta y tú tienes la última palabra a la hora de elegir tus joyas. Son la mejor forma de transmitir tu personalidad.