Significados del pendiente de la nariz a lo largo de la historia y en la actualidad

Los pendientes de la nariz han cobrado una gran importancia en el cultura occidental. Sin embargo, este piercing de moda tiene una asombrosa historia cultural y un enorme simbolismo que proviene de Oriente Medio. Llevar pendientes en la nariz es una tradición desde hace más de 4.000 años. De hecho, la nariz es la parte del cuerpo que más se ha perforado a lo largo de la historia.

Existen muchas formas de perforar la nariz. Desde los piercings en las fosas nasales hasta los septums. Es una tendencia que cada vez se acepta más entre generaciones. Los metales utilizados para este tipo de pendientes también ha cambiado a lo largo del tiempo.

Los pendientes de la nariz son un estigma en la sociedad occidental, pero representan una tradición sagrada en las culturas orientales.

En este artículo vamos a hacer un viaje a través de la historia para descubrir los diferentes significados que tiene el piercing en la nariz. ¿Dónde se originó? ¿Cómo se introdujo en la cultura occidental? ¿Son un ritual simbólico o un simple accesorio de moda?

El origen del piercing nasal

Existen varios tipos de pendientes de nariz, cada uno con su propia historia y origen. Los dos más populares son los piercings en las fosas nasales y los piercings en el tabique.

Los piercings en las fosas nasales

Oriente Medio es la cuna de los pendientes nasales, ya que los primeros registros de estas perforaciones se remontan a hacer 4.000 años. En el libro del Géneisis, el siervo de Abraham le regala a la joven Rebeca una serie de joyas como ofrenda de matrimonio en nombre de Isaac, su futuro marido. Entre los regalos había un pendiente llamado «Shanf», también conocido como anillo de la nariz.

Más tarde, el Imperio Mogol de Asia Central hizo de los piercings en las fosas nasales una practica popular en la India en el siglo XVI. Si nos paramos a pensar, la imagen cultural más conocida de los piercings de la nariz sea la de una mujer india con cadenas bellamente ornamentadas que caen por sus mejillas y se unen a sus orejas. Sin embargo, también existen variaciones sencillas en formas de tachuelas, barras y aros.

En la cultura occidental, los pendientes nasales se introdujeron en el siglo XX. Fueron primeramente popularizados por los franceses y llegaron a Estados Unidos en los años 60 con el movimiento hippie. De hecho, la cultura hippie fue en su día el nexo de unión entre la contención y la rebelión. Por ello, el piercing de la nariz aquirió concepciones tan negativas.

Los piercings en el tabique

El tabique es el espacio de cartílago que hay entre las fosas nasales y la nariz. Durante siglos, las culturas tribales lo han perforado a modo de ritual. Los piercings en el septum eran una tradición común entre las tribus aborígenes nativas americanas, australianas, mayas, aztecas, incas, indias, nepalesas, bengalíes y tibetanas.

Estos pueblos tribales y los guerreros utilizaban toda una serie de joyas en el tabique, como hueso, madera, colmillos, oro y jade. La interpretación de cada tribu de este poderoso piercing difiere. Los piercings en el septum representan la belleza, los hitos, la virilidad, la fuerza, la riqueza, la fertilidad y la cognición del cerebro entre otros.

Los significados del piercing en la nariz

Dado que los pendientes en la nariz son populares entre las culturas de todo el mundo, son muchos los significados e interpretaciones que tienen. Veamos algunos de los más populares:

Riqueza, estatus y prestigio

¿Importa el tamaño? ¿Más es mejor? Es un gran punto de debate. En el caso de las joyas de lanariz, cuanto más grande es mejor. ¿Por qué? El tamaño del pendiente es una representación directa de la riqueza y el estatus. Esto significa que cuanto más grande es el piercing, más rica es la persona.

Matrimonio

Los pendientes de la nariz están íntimamente ligados a interpretaciones de matrimonio. ¿Recuerdas que Abraham le regaló a la futura esposa de su hijo un pendiente de oro? Fue por una buena razón: los hombres regalan a sus futuras esposas pendientes para su nariz coo seguridad financiera. Es decir, si una mujer acaba viuda o se divorica, este objeto lo puede vender para sobrevivir.

En las culturas de Oriente Medio y África, los pendientes en la nariz también tienen un significado matrimonial. En la cultura asiática, los piercings en el septum son una declaración de que una mujer está casada.

Fertilidad

El ayurveda es una antigua ciencia cuartiva india conocida como «La ciencia de la vida». Esta teoría holística cuenta que el orificio nasal izquiero de una mujer está conectado con sus órganos reproductores. Por tanto, perforar su fosa nasal facilita el parto, alivia los dolores menstruales y promueve la fertilidad y la salud reproductiva.

Desafío y rebeldía

Mientras que en las culturas occidentales los piercings de la nariz son una tradición espiritual y sagranda, su aparición en la cultura occidental tuvo el efecto contrario. Cuando estos pendientes penetraron en Occidente en la década de 1960, se percibieron como una modificación corporal antiestética. Este estigma se perpetuó en los años 80 con las figuras de punk y rock, que utilizaban los piercings en la nariz como puna posición contra las convenciones y ls normas.

A pesar de su presencia histórica y bíblica, las culturs modernas encontraron el piercing como algo repulsivo y ofensivo en sus inicios. Sin embargo, con el tiempo cambió.

Piercings en la nariz en la era moderna

Aunque algunas comunidades occidentales se aferran a su aversión a los pendientes de la nariz, estos se han convertido en artículos de moda muy populares. ¿Por qué? Porque las figuras de influencia los han normalizado. Llevar un piercing en la nariz ya no se encuentra tan estrictamente ligalo a la rebeldía. De hecho, se encuentra cada vez más aceptado en un puesto de trabajo.

Por lo tanto, en los años 70, los pendientes nasales pasaron de ser una alteración corporal estigmatizada a un accesorio de moda generalizado. Y si esta tendencia continúa, el piercing de la nariz será tan común como los pendientes en las orejas.

Los piercings en la nariz son un ritual histórico y simbólico y un accesorio de moda. Muchas de las antiguas tradiciones y creencia en torno a ellos, se siguen practicando hoy en día.

Su gran atractivo es que hay muchas formas de llevarlos: tachuelas, aros, septum, barras, etc. Además, es una expresión consagrada de estilo y creencias personales. Por lo que, si te interesan los piercings, el de la nariz es una manera estupenda de experimentar sin sobrepasar los límites de lo convencional.

Deja un comentario